martes 22 de junio de 2021 - Edición Nº4025

Economía | 8 jun 2021

Se incluyen productos de gestión menstrual en el programa local Mercado Activo

Las toallitas, tampones y copas menstruales implican un costo económico en personas que menstrúan.


Con el objetivo de derribar las barreras económicas que tienen implicancias en la salud, la educación, el trabajo y que trascienden la experiencia personal, la municipalidad de Florencio Varela amplía el programa Mercado Activo y suma Gestión Menstrual.

“Ahora se incluirán productos para gestionar la menstruación con el propósito de reducir la brecha económica y garantizar el acceso a los elementos básicos”, detalló el mandatario comunal -Andrés Watson- en sus redes sociales la semana pasada.

La gestión menstrual es un proceso que trasciende la experiencia personal en tanto y en cuanto se ve afectado por condiciones de infraestructura, ingresos o normas culturales. Las toallitas, tampones y copas menstruales implican un costo económico en personas que menstrúan.

Comercios adheridos a la iniciativa

Farmacia Manuel Amarelle (Av. San Martín, 2944), Farmacia Marconi (Sallarés, 600) y Farmacia Tokumoto (Av. Eva Perón, 6556), 5% de descuento los miércoles en: protectores femeninos, copa menstrual, tampones, toallitas femeninas, desodorantes femeninos (según disponibilidad de stock) y perfumes femeninos (según disponibilidad de stock).

Además, promoción en productos ingresantes como protectores diarios y toallitas femeninas en: Supercam (Av. Gral. José de San Martin, 3099), Supermercado Alen (Av. Eva Perón, 4112), Supermercado Belgrano (Gral. Belgrano, 3601), Supermercado Berutti (Antonio Luis Berutti, 4243), Supermercado Del Balso (Chubut, esquina Florentino Ameghino, 1480) y Supermercado Edgardo (Diagonal los Tehuelches, 2514).

Justicia Menstrual: Igualdad de género y gestión menstrual sostenible

Las mujeres tienen una menor participación en el mercado laboral que los varones, ganan menos, enfrentan los mayores niveles de desempleo, tienen empleos más precarios, y como consecuencia, están sobrerrepresentadas en los hogares pobres. De este modo, quienes tienen menores recursos enfrentan obstáculos para acceder a estos productos, con consecuencias sobre su vida cotidiana.

Las barreras económicas al acceso de productos de gestión menstrual tienen implicancias en la salud, la educación y el trabajo. Se ausentan de la escuela o de sus puestos de trabajo, dejan de hacer actividades deportivas o de esparcimiento, y en algunos casos, recurren a alternativas para gestionar su menstruación que pueden afectar su salud (uso de trapos o elementos no higiénicos).

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS