domingo 04 de diciembre de 2022 - Edición Nº4555

Economía | 11 nov 2022

El Gobierno lanzó el programa Precios Justos

El acuerdo abarca a 100 empresas que representan el 86% del consumo masivo en el país y tiene como objetivo "lograr la estabilidad de los precios de productos esenciales que consumen los hogares argentinos". 


El Gobierno lanzó el programa Precios Justos, del que participan 102 empresas y por el cual los consumidores encontrarán más de 1.700 productos con precios fijos por 120 días.

Según anunció este mediodía el ministro de Economía, Sergio Massa, las empresas que adhirieron a Precios Justos se comprometieron a no aumentar por encima del 4% el valor de sus productos que quedan afuera del programa.

En tanto, Massa instó a las empresas de consumo masivo que no firmaron el acuerdo a que lo hagan para "no perder mercado", porque los consumidores elegirán los productos incluidos en este programa.

Por su parte, el secretario de Comercio, Matías Tombolini, afirmó que "no es un punto de llegada, es un punto de partida" y señaló que el objetivo del programa Justos es "garantizar el orden en los precios, previsibilidad y alivio en la mesa de los argentinos, abastecimiento, cuidar los dólares y evitar los abusos".

"Participan 102 empresas, al final del día vamos a tener 114 y vamos a estar en el orden de las 125 la semana que viene; hay 1.788 productos que forman parte de la canasta de Precios Justos que van a tener el mismo precio hasta febrero", detalló.

Los detalles y objetivos de Precios Justos

El Ministerio de Economía estableció las condiciones y la modalidad que adoptará el programa Precios Justos, acuerdo que regirá por cuatro meses -desde el actual hasta febrero próximo-, a través de la Resolución 823/2022 publicada este viernes en el Boletín Oficial.

La nueva iniciativa –precisa la resolución- tendrá el objetivo de “garantizar la venta al consumidor final de ciertos productos a un precio fijo o una variación constante y previamente acordada por un plazo determinado que le otorgue previsibilidad”, y se prolongará entre este mes y el 28 de febrero próximo.

En concreto, el acuerdo establece que los productos que se mantendrán con precios fijos y que ingresan al programa sostendrán un valor constante por los 120 días de vigencia del mismo, sin modificaciones.

En tanto, las empresas que se sumen al programa deberán comercializar al resto de sus productos –que no tendrán precios fijos- con un tope de aumento de 4% en noviembre respecto a los valores promedio de octubre, y con topes de la misma magnitud para el resto de los meses de vigencia tomando siempre como referencia el valor del mes anterior.

En todos los casos, las empresas que suscriban el convenio deberán vender los productos de forma “constante e ininterrumpida”, tomando en cuenta “el promedio de abastecimiento ocurrido en los últimos doce meses” y que las firmas “cuenten con los insumos necesarios a dicho efecto”.

Para ello, la resolución dispuso un esquema de control mediante el cual cada empresa deberá informar de forma mensual entre los días 1 y 10, el volumen total provisto a los supermercados de cada uno de los productos con precios fijos a la Subsecretaría de Políticas para el Mercado Interno.

Por su parte, en caso de que las empresas no puedan proveer el producto por causas ajenas a las mismas, deberán informarlo a las 72 horas de tomar conocimiento de dichas causa y comercializar, en su lugar, algún producto sustituto y equivalente.

Del mismo modo, los supermercados también deberán informar bajo el mismo esquema los volúmenes solicitados al proveedor y los efectivamente recibidos.

Al igual que en otros programas gubernamentales, los productos que formen parte del programa estarán señalizados en las góndolas, folletería y plataformas digitales con el nombre Precios Justos, al igual que en las puertas de ingreso de los locales adheridos.

Las empresas caerán en una infracción en el caso de no ofertar los productos, no identificar con la señalética a, al menos, el 80% de los mismos; o en el caso que establezcan alguna restricción al número de venta por consumidor o grupo familiar.

También caerán en un incumplimiento si no responden “en tiempo y forma a los requerimientos de información”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS