viernes 26 de febrero de 2021 - Edición Nº3909

Deportes | 17 ene 2021

Braian Romero, de no poder caminar a ser goleador en la Copa Sudamericana

En 2012 los médicos le habían dicho que tenía que retirarse del fútbol, con apenas 21 años, por una artritis reumatoide que le generaba fuertes dolores. Hoy es el máximo artillero del torneo sudamericano para llevar a Defensa y Justicia a la gran final.


Defensa y Justicia jugará su primera final internacional en la historia, el sábado 23 frente a Lanús, en Córdoba, y para llegar a la definición del título de la Copa Sudamericana fueron vitales los goles de Braian Romero. El jugador que hoy disfruta ser el máximo artillero de la competencia ya ve de lejos lo que fue un momento duro para su carrera, con el retiro como posibilidad con sólo 21 años

En 2012, el oriundo de Beccar jugaba en Acassuso pero, sin esperarlo, le diagnosticaron una artritis reumatoide. "Fui a dormir una siesta, cuando me levanté aparecieron dolores en la cintura, en el sacro, pensé que había dormido mal. Al otro día fui al club, me pasaron a buscar, no me podía mover. Me vinieron a ver los médicos del club, me llevaron al hospital y quedé internado, ahí empezó todo", explicó Romero hace unos años en TN.

"Estuve un año y dos meses así, me daban tres pastillas por día y un corticoide por semana para los dolores, pero no sentía mejora, luego lo pude superar, recibí un milagro de Dios. El médico que me atendía me decía que no podía jugar más al fútbol, no podía ni caminar, le decían al presidente de Acasusso que me buscara otra función en el club", explicó.

"En mi cabeza estaba muerto, porque estaba perdiendo lo que más amo", agregó Romero. En un momento de la rehabilitación decidió encomendarse a la fe y asegura que fue la clave para volver al campo de juego. "Luché mucho y he recibido un milagro de Dios, por eso estoy todos los goles que hago son para él", contó tiempo después a TyC Sports.

El delantero, de 29 años, jugó en Acassuso hasta finales de 2014, en la Primera B Metropolitana, y al año siguiente pegó el salto a Colón. Sin embargo, su despegue lo hizo con Argentinos Juniors en la B Nacional con 15 goles en 42 encuentros para llevar al Bichito a la Primera División. En 2017, Independiente pagó 2,3 millones de dólares por el 80% de su pase aunque nunca logró hacer pie en el Rojo, que incluyó un préstamo a Athletico Paranaense, de Brasil, en 2019.

La situación de Braian Romero cambió para siempre en Defensa y Justicia: lleva 13 goles en 18 partidos, 10 de ellos conseguidos en un lapso de tres meses en la institución. Bajo el mando de Hernán Crespo se convirtió en un temible goleador y ahora va por toda la gloria en la Copa Sudamericana.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS