lunes 28 de septiembre de 2020 - Edición Nº3758

Deportes | 21 ago 2020

"Maravilla" Martínez, una leyenda argentina del boxeo que arrancó en Varela

Se entrenó por primera vez en el ex-Lefa, hoy el Polideportivo La Patriada, y debutó en el club Zeballos. A sus 45 años, el quilmeño regresó al boxeo con un triunfo por nocaut en España.


El excampeón mundial argentino Sergio "Maravilla" Martínez regresó al boxeo después de seis años con una victoria sobre el español José Miguel Fandiño por nocaut técnico en el séptimo round de una pelea celebrada en el estadio El Malecón de Torrelavega.

No obstante, el primer contacto de “Maravilla” con el boxeo tiene fecha y lugar: 2 de mayo de 1995, en Florencio Varela. En una nota realizada en 2012 por Terra Argentina, su tío Ruben Paniagua recordó los primeros pasos de una leyenda del deporte argentino.

En aquella jornada de mayo, Rubén y Sergio, tío y sobrino, terminaron la jornada laboral alrededor de las cinco de la tarde en el taller metalúrgico de Hugo Martínez, padre del joven “Maravilla”. Desde Claypole, partido de Almirante Brown, transitaron en bicicleta por algunos caminos de tierra para llegar a la Avenida 13 de Diciembre, actualmente Av. Novak. La intención era mejorar su condición física para dedicarse al fútbol.

En la esquina de la calle Bonn ingresaron por el portón al predio municipal Lefa. Un camino arbolado los llevó hasta el improvisado gimnasio montado en el quincho. Tras hora y cuarto de actividad física, Sergio Martínez sacó un par de golpes y eso lo entusiasmó. 

Una semana después de aquel 2 de mayo comenzó a guantear. Pero para potenciar sus cualidades deberían buscar un lugar con posibilidad de hacer combates. El Lefa (actual Polideportivo La Patriada) ya les quedaba chico. Paniagua trasladó a todos sus pupilos, incluso a su sobrino, al gimnasio montado en la Sociedad de Fomento Gobernador Monteverde sobre la Avenida Senzabello.

Sorprendió a la familia que Rubén decidiera hacerlo pelear con un mes de entrenamiento. Sus otros dos tíos Raúl y Carlos estarían en el rincón, algo que se mantendría durante los dos años y medio como amateur. El debut se dio el 9 de junio de 1995 en el club Zeballos, victoria ante José Pisani por puntos en tres asaltos. Otro mes más y el primer nocaut, frente a Eduardo Busela en Solano, partido de Quilmes. Su bunker en Gobernador Monteverde lo vio victorioso sólo dos veces, ante Ramón Franco y Héctor Cabañas, ambas por abandono. “

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS